Rosa azul

Rosa azul

lunes, 13 de julio de 2015

Vulcano





Según Wikipedia, "Los Vulcanos (también llamados Vulcanianos) son una Especie humanoide perteneciente al Universo ficticio Star Trek, originarios del planeta Vulcano (situado a 15 años-luz del planeta Tierra) y conocidos por su estilo de vida basado en la razón y la lógica.

En el pasado, los Vulcanos fueron una Especie apasionada y violenta, incluso más que los humanos, pero con la adopción de la lógica, la meditación y la supresión de emociones, lograron formar una Sociedad próspera y avanzada en tecnología."

Desde hoy, tengo un nuevo reto.

Quiero ser Vulcano (o Vulcaniano). Pero mejor aún. Como los chinos, que todo lo que copian es para mejorarlo.
Desde este preciso momento, no voy a parar hasta conseguir mi objetivo: Ser Vulcano, pero no siempre... Para ello, voy a situar un interruptor imaginario en alguna parte de mí, con dos posiciones.

En la posición "Vulcano", seré capaz de eliminar cualquier emoción. Ya nada podrá afectarme. Ni las palabras, ni los hechos, ni los silencios, ni las indiferencias, ni las falsas promesas, ni las ilusiones, ni las desilusiones, ni las incoherencias...
Ni la estupidez, ni la soberbia, ni la fantasía, ni los conceptos básicos, ni las apariencias, ni mi propio pensamiento, ni el de los demás (que podré saber con solo poner tres dedos en sus rostros), ni la alegría, ni la tristeza...
Sin emociones. Sin espectativas. Mis parámetros reducidos al más estricto pragmatismo de la razón y la lógica. Sin más.


En la posición "Humano"... bueno, esa posición solo la utilizaré para esos casos en los que necesitamos sentirnos mal. Para cuando necesitamos autocompasión. Para escuchar esa canción, para recordar ese momento, para maldecir nuestra vida, para el típico "qué narices has hecho", o para el más típico "tenías que haber actuado así", para pensamientos todavía más típicos... en fin, poca cosa. 

Porque la perfección no existe, e incluso la posición "Vulcano", que tanto atrae, necesita una válvula de escape.

Creo que valdrá la pena.




1 comentario:

Alicia Torregrosa dijo...

Yo diría que por suerte para todos los vivos, racionales e irracionales, reales y ficticios, equivocaciones y aciertos, asertividad y desgarro emocional forman parte de un mismo "modo en on" en ese interruptor al que aludes, y que únicamente dispone de dos posiciones.
La segunda posición es el off, y esa posición es eterna e irremediable, sin vuelta atrás.
Por tanto, alternar o no alternar estados es condición imprescindible para mantener la energía vital y con esas variaciones, tomar conciencia de nuestra propia existencia, incluso hasta de su sentido, si lo tiene.

Saludos, amigos blogueros.